Tiempos difíciles

Todas las instituciones, en este caso un equipo de fútbol pasa por momentos de crisis, por tiempos difíciles, eso es señal de que los ciclos están terminando y se debe comenzar uno nuevo con urgencia . En este caso el glorioso aurinegro de nuestros amores el Deportivo Táchira, y como lo vi en un tweet recientemente que alguna vez fue glorioso.  Todos queremos ver todo el tiempo a nuestro equipo ganar y ser protagonista verlo competir en la Copa Libertadores, Participando en casi 20 ediciones del mejor torneo de clubes de América y solamente 7 títulos en 40 años son parte de esa historia aurinegra.

Nuestro presente  hoy en día en gris hay un ambiente apático en el entorno atigrado, los hinchas,  los medios, seguidores en general que están pendiente de la actualidad del club están desconformes con los malos resultados, jugadores sin alma, técnico con mala lectura de los partidos, la directiva que los sigue respaldando, llega un momento que ya no hay tolerancia  y se deben buscar las soluciones.

Daniel Farías tiene una efectividad de 58% dirigiendo al Deportivo Táchira, en mi opinión no es buen número, una buena efectividad en un equipo como Táchira es de un 70%,  De que tuvo una racha buena y casi fuimos campeones, eso no se puede negar, pero al torneo siguiente tenía que demostrar mejores cosas, se le dio continuidad a la nómina, dos temporadas consecutivas realizando pre temporada en Argentina,  y como es la situación de los pasajes, la directiva realizó un gran esfuerzo, NINGÚN EQUIPO de nuestro fútbol no tiene la estabilidad económica para planificar una pre-temporada como la que hizo Táchira, no tiene la estabilidad económica para realizar vuelos charter. concentrar en hoteles 5 estrellas, ni para pagarle un sueldo en dólares como ganan los extranjeros de Táchira y algunos criollos.

Es positivo por parte de la directiva darle todos los beneficios a los jugadores, pero es negativo por parte de la directiva darles respaldo cuando se han fracasado en los objetivos planteados.

Con mucho respeto a Daniel Farías, se le dio su oportunidad, se le dio las herramientas de trabajo, nunca le faltó nada, debe dar un paso al costado si tiene dignidad deportiva, los nombres no van por encima de las instituciones y de algunos jugadores que no dan el todo por la camiseta, no han demostrado querer quedarse en el club. Si se quieren salir de los momentos difíciles se necesita una movida de mata, nuevas ideas, nueva planificación y demostrarlo todo en la cancha, este equipo siempre tendrá el apoyo de la afición, deben gratificarlo con resultados.

Los nombres no dan títulos, los dan los guerreros en la cancha, en éste fútbol venezolano es así, los equipos modestos con un buen trabajo llegan lejos, por supuesto son exigencias diferentes, no son las mismas exigencias que las de Táchira.

Como en cualquier club hay momentos buenos, hay bajones, pero hay que aprender de salir de los bajones, a éste equipo le falta una identidad definida como club, corregir muchas cosas en diferentes aspectos los ciclos llegan a su fin y hay que comenzar otros como lo dije al principio : “TODOS PASAN POR TIEMPOS DIFÍCILES,  PERO NO SE PUEDE ESTANCAR EN LO MISMO, NADA ES PARA SIEMPRE”.

Yo no lo escribí esta opinión por hacerlo, yo soy hincha de Táchira y me duelen los colores, me duele el mal momento del equipo,  por ser un hincha condicional y querer lo mejor siempre. Gracias por su atención.

 

¿ Es más hincha-fanático el que va a la cancha que el que no va ?

Un tema de debate que siempre será polémico a lo largo de los años en el mundo del fútbol y los aficionados, ser hincha de un club te lleva a un entorno social, tener algo en común con mucha gente, y la pasión que se siente por el fútbol, muchos van al estadio a ver al equipo de sus amores con la esperanza de verlo ganar, sentir y formar parte de esa algarabía que ocurre en las tribunas durante los 90 minutos. Otros prefieren ver el juego por la TV ya que no pueden asistir por motivos de transporte, horarios, socio-económicos o laborales.

En Venezuela podemos asistir a los partidos de nuestros equipos con facilidad aunque los precios de la entrada, comida y otros servicios es algo alto para un rato de domingo, es un fútbol que se está consolidando más en asistencias, y últimamente los que no pueden ir  a los juegos se han visto algo afectados porque son muy pocos los partidos que transmiten por jornada e incluso no transmiten ningún partido, y algunos canales regionales han hecho el esfuerzo por transmitir para sus estados.

Sigue leyendo “¿ Es más hincha-fanático el que va a la cancha que el que no va ?”

“Somos espectadores: fulanos lejanos, que compramos lo que los dueños del circo tratan de vendernos”

Mientras estaba leyendo el libro llamado “Boquita” de Martin Caparrós periodista argentino y confesado bostero, me encontré con una frase que me llamó mucho la atención y que de pronto sea casualidad en nuestro fútbol para los hinchas:

“Somos espectadores: fulanos lejanos, que compramos lo que los dueños del circo tratan de vendernos. Frente al fútbol somos espectadores”.

Sigue leyendo ““Somos espectadores: fulanos lejanos, que compramos lo que los dueños del circo tratan de vendernos””